La Escuela Chilena de Terapia Floral se dedica exclusivamente al Saber Floral, inspirándose en la propuesta filosófica del creador del sistema curativo, Edward Bach. Para favorecer este proceso consideramos esencial y fundamental, activar una educación sustentada en alineamientos sistémicos respecto a las habilidades personales y profesionales que cada terapeuta floral debe activar y potenciar en base a la propia disciplina terapéutica floral. En esta tarea de aprendizaje, nuestra Escuela brinda fundamentos clínicos y éticos primordiales, para el desempeño creador, responsable y significativo del accionar terapéutico.