Comprende el desarrollo de una meta-cognición que va construyendo un proceso reflexivo, donde los contenidos son incorporados e integrados en el ámbito clínico y floral. Esta meta-cognición es progresiva, y va consolidándose con las habilidades contempladas en el eje I.


El desarrollo clínico – reflexivo permite transformar la base teórica floral e integrarla a un comportamiento en la experiencia de una persona, albergando una lingüística que permite albergar la meta cognición necesaria para el aprendizaje exponencial, previamente expuesto.

03